Historias de dolor, de silencios y de violencia sufrida

Es hora de cambiar

 

Acaba de terminar el Encuentro sobre la Protección de menores en la Iglesia, fue del 21 al 24 de febrero, cuatro días intensos. En primer lugar,  porque como se recomendó, para entender esta lacra hay que escuchar, y escuchar y escuchar y después de escuchar uno, dos, o más testimonios, de víctimas de abusos sexuales por religiosos, te enteras, de su dolor. Muchos de ellos, eran niños, monaguillos, confiados, su familia confiada también, al cura de esa parroquia, que les dijo tal vez, “no hay problema, su hijo es bien aceptado en esta escuela”; “No hay problema, su hijo podrá ayudarme como monaguillo es un orgullo para mí”.

Y así ese chiquillo, o esa niña, que aún juega con sus muñecas, o el niño con sus carritos, o su lego, hacen una pausa el domingo para ayudar al sacerdote, en la misa, como monaguillos. Pero un día, ese sacerdote, les da un tratamiento “preferencial”, los convierte en “especiales”. Muchos incluso, tal vez son niños difíciles, vulnerables, no sólo porque son niños, muchas veces porque son niños que vienen de una familia destruida, o pertenecen a una minoría racial…. no importa, son siempre vulnerables.

Y así después de ganarse su confianza, una confianza profunda, que tiene raíces religiosas, raíces cristianas, una confianza espiritual, porque ese chico viene de una familia activamente católica, y él quiere participar activamente en su Iglesia, tal vez ser algún día sacerodote o religiosa, o un padre de familia. No importa, se habla de traición a tus sentimientos, a tu fe, a tu dignidad. Al confiar plenamente en su pastor, en su guía espiritual, es sobre esa confianza obtenida es que el victimario, el abusador, se aprovecha. Un regalo un día, una caricia otro día. Luego una mano, su mano grande, bien cuidada,  busca la intimidad de ese niño, entra entre sus piernas, viola su inocencia, su dignidad, su paz, su fe.

Pero el mal no termina allí, muchos, de ellos cargaron un silencio monstruoso, que duró años, para ellos, milenios. Porque no se atrevían a “traicionar” a ese líder espiritual tan conocido por todos, y además cuando quiso denunciar lo ocurrido, algo dentro de sí mismo le gritaba era tu culpa, fue tu culpa. Llegar a pensar incluso que “lo había seducido”, como puede un niño o una niña “seducir” a alguien y proponérsele… si hasta un momento anterior, todavía jugaba con sus muñecas o construía edificio con su lego.

“Detrás de esto está Satanás.” Francisco añade esta frase al discurso final de la reunión para la protección de los menores. Al final de la Misa en la Sala Regia, aún con los ornamentos litúrgicos puestos, el Papa habló de manera valiente y realista de este fenómeno vergonzoso. “En estos casos dolorosos -dijo- veo la mano del mal que ni siquiera perdona la inocencia de los pequeños. Y eso me lleva a pensar en el ejemplo de Herodes que, impulsado por el miedo a perder su poder, ordenó la masacre de todos los niños de Belén”. Ya en el pasado, durante una conversación con periodistas en el avión, Francisco había comparado el abuso con “una misa negra”. Así que “detrás de esto está Satanás”, la mano del mal. Reconocerlo no significa olvidar todas las explicaciones, ni disminuir las responsabilidades personales de los individuos y grupos de la institución. Significa colocarlos en un contexto más profundo.

El grito silencioso de los maltratados, el drama irremediable de sus vidas destruidas por los consagrados transformados en orcos corruptos e insensibles, resonó estruendosamente en la sala del Sínodo. Perforó los corazones de los obispos y de los superiores religiosos. Eliminó las justificaciones, los alambiques legales, la frialdad de las discusiones técnicas, la búsqueda de refugio en las estadísticas. La gravedad absoluta del fenómeno se ha convertido en la conciencia de la Iglesia universal como nunca antes había ocurrido.

El Papa reafirmó con claridad: si en la Iglesia se descubre incluso un solo caso de abuso —que representa ya en sí mismo una monstruosidad—, ese caso será afrontado con la mayor seriedad. De hecho, en la justificada rabia de la gente, la Iglesia ve el reflejo de Dios, traicionado y abofeteado por estos consagrados deshonestos. El eco de este grito silencioso de los pequeños, que en vez de encontrar en ellos paternidad y guías espirituales han encontrado a sus verdugos, hará temblar los corazones anestesiados por la hipocresía y por el poder. Nosotros tenemos el deber de escuchar atentamente este sofocado grito silencioso.

“No se puede, por tanto, comprender el fenómeno de los abusos sexuales a menores sin tomar en consideración el poder, en cuanto estos abusos son siempre la consecuencia del abuso de poder, aprovechando una posición de inferioridad del indefenso abusado que permite la manipulación de su conciencia y de su fragilidad psicológica y física. El abuso de poder está presente en otras formas de abuso de las que son víctimas casi 85 millones de niños, olvidados por todos: los niños soldado, los menores prostituidos, los niños malnutridos, los niños secuestrados y frecuentemente víctimas del monstruoso comercio de órganos humanos, o también transformados en esclavos, los niños víctimas de la guerra, los niños refugiados, los niños abortados y así sucesivamente”.

Ante tanta crueldad, ante todo este sacrificio idolátrico de niños al dios del poder, del dinero, del orgullo, de la soberbia, no bastan meras explicaciones empíricas; estas no son capaces de hacernos comprender la amplitud y la profundidad del drama.

En su discurso de clausura, Francisco quiso dar las gracias a los numerosos sacerdotes y religiosos que dedican su tiempo a proclamar el Evangelio, a educar y proteger a los pequeños e indefensos, entregando su vida en el seguimiento de Jesús. Mirar el abismo del mal en la cara no puede hacernos olvidar el bien, no por tomas inútiles de orgullo, sino porque necesitamos saber dónde mirar y a quién seguir como ejemplo.

Pero el encuentro en el Vaticano no fue sólo un puñetazo en el estómago que hizo a los participantes más conscientes de la acción devastadora del mal y del pecado y, por lo tanto, de la necesidad de pedir perdón invocando la ayuda de la gracia divina. La cumbre también da fe de la firme voluntad de dar contenido a partir de los próximos días, con opciones operativas eficaces. Porque la conciencia de la gravedad del pecado, y la constante llamada al Cielo a implorar la ayuda que caracterizó el encuentro en el Vaticano, van de la mano de un renovado y operativo compromiso, para asegurar que los ambientes eclesiales sean cada vez más seguros para los menores y los adultos vulnerables. Con la esperanza de que este compromiso se extienda también a todos los demás sectores de nuestras sociedades.

 

 

Verguenza y dolor de obispos de Cataluña ante casos de abusos contra menores

En Catalunya: Abusos de menores

 

En las últimas semanas, la Iglesia Católica en Cataluña, España, se ha visto sacudida por algunas noticias referidas a abusos de menores. Al respecto, los obispos expresan en una nota de prensa su vergüenza y dolor, ya que algunos de los agresores eran personas consagradas o sacerdotes.

Enla nota, además los obispos recuerdan que los abusos a menores, que condenan rotundamente, y la cultura que los fomenta o justifica, son un grave problema que afecta a toda la sociedad. Y la Iglesia, como parte de la sociedad, también se ve afectada.

Perdón a las víctimes y solidaridad con su dolor 

“Pedimos perdón a las víctimas y nos solidarizamos con su dolor; y también a todas las personas a las que el conocimiento de estos hechos ha escandalizado y ha hecho tambalear su confianza en la Iglesia”.

Los obispos además expresan en la nota que sufren y ruegan por las víctimas, que han quedado marcadas en su vida. “En solidaridad con todos los que hayan sufrido algún tipo de abuso y con sus familias nos comprometemos a colaborar en el esclarecimiento de los hechos del pasado y  encontrar la manera de ayudar a las víctimas en su restablecimiento”.

El Papa y los jóvenes

En el sitio Vatican News se puede apreciar el encuentro del Papa con los jóvenes. Entre los más de 300 chicos participantes en la Reunión presinodal, Ana Lucía Chinchilla de Guatemala expresó su emoción y alegría de poder estar tan cerca del Papa y Daniela de Costa Rica habló de la JMJ en Panamá.

De la mano con el Papa

El Papa y los jóvenes 

Una ola de solidaridad mundial

Para quien no ha visitado el sitio internet Vatican news.

El Presidente de Caritas Internationalis, el Card. Luis Antonio Tagle invita a un viaje de fe, esperanza y amor con los migrantes y el Papa Francisco

En su mensaje pascual, el purpurado filipino anuncia:

«Del 17 al 24 de junio de 2018, llevaremos a cabo una semana mundial de acción como parte de “Compartiendo el Viaje”- ”Share the Jouney”».E invita a unirse a las organizaciones de Caritas y migrantes alrededor del mundo y participar en las actividades que se organizarán esa semana.

«En especial – señala el Mensaje – al igual que Jesús y los discípulos en Emaús, les invitamos a compartir una comida con migrantes como recordatorio de nuestra unidad como una sola familia mundial y de la necesidad que tenemos uno del otro.Esperamos que mediante estos pequeños actos de comprensión y comunión podremos crear una ola de solidaridad mundial que aparte las piedras que nos están bloqueando y nos lleve a un viaje que encienda nuestra imaginación. Al utilizar nuestras energías colectivas en todo el mundo – migrantes, refugiados y comunidades juntos – le prenderemos fuego al mundo con el amor de Dios».

Una ola de solidaridad

La presencia de la Santa Sede en las Exposiciones Internacionales

Caminar siempre junto al hombre, “con las puertas abiertas”, sin el temor de confrontarse con el progreso y con las culturas. Esta convicción ha siempre animado la asidua participación de la Santa Sede en las Exposiciones Internacionales desde 1851, año de la célebre Expo Universal de Londres, hasta la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia 2018.

Son dos links que vale la pena visitar en el sitio internet Vatican news.

La Santa Sede en la Bienal de Venecia

Del 26 de mayo al 25 de septiembre, la Santa Sede expondrá en Venecia, con su Pabellón ‘Vatican Chapels’, en el bosque de la Isla de San Jorge Mayor.

Capillas Vaticanas es el título de la exposición

Videocatecismo de la Iglesia Católica

Me hicieron parte de esta iniciativa “Videocatecismo de la Iglesia Católica” (obra multilingüe y multomedial). Producido por crossmedia group en coedición con la LEV libreria editorial vaticana. Hice en español junto a otros colegas

Inicialmente saldría como libro + dvd y, luego, en una app y programa que ofrecerán  a tv’s católicas.

 

El viaje de Francisco a Perú y Chile: Un viaje gratificante

Francisco concluyó su visita a Chile y Perú.  El Pontífice respondió, como es habitual a las preguntas de los periodistas durante su vuelo de regreso a Roma, abordando varios temas, entre ellos, el caso de Mons. Barros.

 

¿“La fe de la gente? Una cosa de no creer”, con estas palabras el Papa pone el sello a la conferencia de prensa aérea, reconociendo que este aspecto espiritual ha sido lo que más le ha conmovido durante la semana que pasó en el lado oeste de su continente. Hubo muchos momentos conmovedores como el espectáculo del millón 300 mil fieles peruanos, congregados en la inmensa explanada de la Base aérea de las Palmas para participar de la Misa conclusiva del viaje, con una homilía marcada por el entusiasmo incontenible de la multitud. Pidió a los peruanos que “cuiden la riqueza” de su país, pero no la de las Iglesias y Museos, que son algo genial, sino la fe que pudo apreciar en Perú.

Igualmente, Francisco admitió que el mismo impacto le ha causado el afecto y testimonio de los chilenos, que ha percibido en todas partes, desde las calles de la capital, así como en las de Temuco e Iquique: toda una demostración de fe a la que se añade la calidez de la gente, afirmó, reconociendo que le ha contagiado una emoción especial en algunos momentos. “Yo no esperaba tanta gente en la calle”, afirmó el pontífice, consideró que la “espontaneidad en Chile fue muy bonita y que Incluso en Iquique, que no lo esperaba, fue mucha gente, al igual que Temuco y en Santiago”. “Las calles de Santiago hablaban por sí mismas”, destacó Francisco, que pidió a los periodistas “que fueran a los hechos concretos” a la hora de informar. Rechazó la idea de que ha dejado un Chile dividido, aunque agregó que quizá el caso del obispo Juan Barros “podría ser la causa”.

Francisco recordó el encuentro en la cárcel con las mujeres afirmando que es muy sensible al tema de las cárceles y a los encarcelados, ya que siempre se pregunta por qué ellos y no él, han terminado en esa situación.

También destacó su visita a Puerto Maldonado, donde se encontró con los pueblos indígenas, donde tuvo lugar la reunión de la comisión presinodal para la Amazonía, así como la visita al Hogar El Principito que tocó su corazón ya que la mayoría de los niños que vive allí han sido abandonados.

En la conferencia se tocó también el asunto de Mons. Barros, obispo de Osorno, al centro de las polémicas acusaciones de complicidad y de guardar silencio encubriendo casos de abusos cometidos por el padre Karadima. Francisco, explica en español e italiano, cómo la estima por el prelado y especialmente la falta de elementos implicatorios, lo convencieron de rechazar reiteradamente su dimisión.  Pese a todas las investigaciones, el Pontífice explica que no hay evidencias al respecto y reitera que esto es precisamente lo que él ha querido reforzar: no puede condenarlo porque no hay pruebas ni evidencias y asimismo, el Papa expresa su convicción acerca de la inocencia del obispo. El pontífice tocando este tema pidió disculpas, pues al solicitar pruebas, reconoció sinceramente que usó un término equivocado cuando dijo que, ante la ausencia de evidencias, no tomaría medidas contra Monseñor. Barros. Una expresión que ha herido la sensibilidad de las víctimas de abuso y Francisco lo reconoce con franqueza ayudado, dice, también; por las acertadas declaraciones del Cardenal O’Malley sobre este tema.

“Qué sienten los abusados: sobre esto tengo que pedir disculpas porque la palabra “prueba” ha herido a tantos abusados, dijo el Papa. Pido disculpas si les hice daño sin darme cuenta, hecho sin querer. En Chile recibí dos abusados (tres son los casos publicados). Me doy cuenta de que mi expresión no fue feliz. Barros permanecerá allí, no puedo condenarlo si no tengo pruebas […] He escuchado la declaración del Cardenal O’Malley y le agradezco porque fue muy justa. La Comisión Pontificia para la protección de menores va adelante”.

El Papa sobre el tema de los abusos sexuales contra menores, en Chile habló en dos ocasiones y “con mucha fuerza” al respecto. Recordó que fue con el papa Benedicto XVI que se aplicó la tolerancia cero y él sigue con esa tolerancia cero.  Desveló que a lo largo de cinco años de pontificado no firmó ningún permiso de gracia, última instancia en un proceso que puede acabar en la expulsión del sacerdocio, de las entre 20 y 25 peticiones que le han llegado.

El pontífice también abordó en la rueda de prensa el tema de la corrupción, que fue recurrente en la visita a Chile y sobre todo en Perú. En su conversación con los obispos en la última jornada de viaje a Perú, el papa calificó la política latinoamericana de “muy enferma” y entre otras causas lo achacó a la corrupción. “En Latinoamérica hay muchos focos de corrupción”, aseguró, aunque añadió que también existe en países de Europa, al responder sobre los casos en Perú. Dijo que estaba de “moda” ahora hablar del caso Odebretch (la constructora brasileña acusada de sobornar a gobiernos de varios países de Latinoamérica), pero que esto era solo un “botón de muestra” respecto a todo lo que existe. Reconoció que también hay casos de corrupción en la Iglesia y relató por qué se ha intervenido el movimiento católico peruano Sodalicio y aseguró que la sentencia en apelación para su fundador, Luis Fernando Figari, saldrá antes de un mes. El papa clamó contra la corrupción, a la que definió como “ciénaga” de la que no es posible salir y que causa “la destrucción de la persona”. “Todos somos pecadores (…) pero luego intentamos no volver a hacerlo. Yo al pecado no le tengo miedo, le tengo miedo a la corrupción, que te va viciando el alma y el cuerpo”, añadió. Para Jorge Bergoglio, “un corrupto está tan seguro de sí mismo que no puede volver atrás”.

Durante la rueda de prensa también afirmó que son corruptos “los empresarios que le pagan la mitad de su sueldo a los obreros” o “las amas de casa que piensan que es normal o explotar a las mucamas (asistentes domésticas) con el sueldo o el modo de tratarlas”. También admitió que en la Iglesia hay corrupción “porque siempre hubo hombres y mujeres de Iglesia (que) entraron en el juego de la corrupción”.

También aclaró una de las anécdotas del viaje: la boda de dos asistentes de vuelo en el avión papal. Subrayó que no fue algo precipitado pues dijo que les interrogó “un poco y las respuestas eran claras”, sabían que esto era “para toda la vida” y le garantizaron que habían hecho un curso prematrimonial. “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, afirmó al respecto, y entonces, tras considerar “que estaban preparados y después de que hicieron el sacramento de la penitencia, los casé”, indicó.

Otra pregunta vuelve al concepto expresado por el Papa durante el Encuentro con las Poblaciones Amazónicas, sobre la existencia de políticas ambientales que contraponen la protección de la naturaleza con la de los seres humanos.  El Papa Francisco repite que sí, desafortunadamente ha sucedido que para proteger la foresta, algunas poblaciones fueron echadas y luego la foresta misma fue explotada. También reitera, por pedido de un periodista peruano, la urgencia de que América Latina se libere del fenómeno endémico de la corrupción. Una plaga, esta de la “doble vida”, que también la Iglesia ha conocido y conoce y que hace sufrir a Francisco.

El tema del medio ambiente fue abordado por el Papa, cuando frente al mar en Huanchaco, en la turística localidad peruana de Trujillo, recordó las consecuencias dolorosas de fenómenos como El Niño Costero, atribuidos al cambio climático, una de las grandes preocupaciones del pontífice. Frente a esta playa meta de surfistas, Francisco ofició una misa ante unas 200.000 personas. El Papa ha advertido siempre de los efectos del cambio climático y continúa sus llamamientos para que se tome consciencia de ello.

Advirtió de que hay otras tormentas que amenazan la sociedad en esta zona y que tienen efectos “devastadores” y citó la “violencia organizada, como el sicariato, y la inseguridad que esto genera”. Las otras “tormentas” de las que habló el papa fueron “la falta de oportunidades educativas y laborales, especialmente en los más jóvenes, que les impide construir un futuro con dignidad; la falta de techo seguro para tantas familias forzadas a vivir en zonas de alta inestabilidad y sin accesos seguros”. Para Francisco, la solución para salir de estas “tormentas”, de sacar a los hijos adelante ante estas situaciones “se llama Jesucristo”. Francisco continuó: “con Jesús, el alma de este pueblo de Trujillo podrá seguir llamándose ‘la ciudad de la eterna primavera’, porque con Él, todo es una oportunidad para la esperanza”. “Los peruanos en este momento de la Historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza”, agregó Francisco.

Un cronista pide un comentario sobre el tema del cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga y del dinero… pero el Papa afirma que no tiene nada que decir más de lo que el cardenal mismo ha declarado. Y sobre Chile, que en 20 años ha reducido el nivel de pobreza del 40 al 11%, surge la consideración de las bondades o no de las políticas liberales. Francisco aborda el tema precisando que acerca del liberalismo, es necesario estudiar bien los casos -el caso de Chile no lo conoce-. Pero hay países en América Latina con políticas liberales, afirma, que los han llevado a una pobreza aún mayor. No soy un técnico, dice el Pontífice, pero en general, una política liberal que no involucra a todo el pueblo es selectiva y causa un debilitamiento.

En este viaje a Perú y Chile, Francisco denunció que en la ciudad existen personas que “consiguen los medios adecuados para el desarrollo de la vida personal y familiar”, mientras que “son muchísimos los no ciudadanos”, “los ciudadanos a medias o los sobrantes urbanos”. De estas personas, “que están al borde de nuestros caminos”, Francisco señaló que van a vivir “a las márgenes de nuestras ciudades sin condiciones necesarias para llevar una vida digna”. “Duele constatar, agregó, que muchas veces entre estos sobrantes humanos se encuentran rostros de tantos niños y adolescentes”. Lamentó que las ciudades y nuestros barrios “que podrían ser un espacio de encuentro y solidaridad, de alegría” se “transformen en un espacio de huida y desconfianza”.

A los jóvenes peruanos les instó “que descubran en la sabiduría de sus abuelos, de sus ancianos, el ADN que guió a sus grandes santos”. “No se desarraiguen”, insistió, y a los abuelos y ancianos les exhortó a “transmitir a las jóvenes generaciones las raíces de su pueblo y la sabiduría del camino para llegar al cielo”. Y concluyó exclamando: “A todos los invito a no tener miedo a ser los santos del siglo XXI”.

El papa invitó desde Perú a “luchar contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio”, durante una celebración dedicada a la Virgen en la plaza de Armas de Trujillo durante su segunda jornada de visita a este país. El discurso dedicado a la Virgen ante miles de personas congregadas en la Plaza de Trujillo se convirtió en un homenaje a la mujer cuando alabó a todas las madres y abuelas de esta Nación que, dijo, “son verdadera fuerza motora de la vida y de las familias del Perú”. Pidió “reconocimiento y gratitud” ante las mujeres que son un bastión en las vidas de nuestras ciudades y que casi siempre silenciosas llevan la vida adelante. Y entonces hizo el llamamiento: “Mirando a las madres y a las abuelas luchar contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio”. “Y son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes. Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia”, dijo. Francisco ha clamado en numerosas ocasiones contra la violencia contra las mujeres, pero en sus alocuciones públicas resulta que aún no había utilizado el termino feminicidio. El pontífice también abogó por una cultura en la que ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea “el sufrimiento de los hermanos”.

Un viaje lleno de curiosidades, como cuando en Perú, el coche en el que viajaba el Papa se detuvo porque se ponchó una llanta, obligando a Francisco a cambiar sobre la marcha de transporte en su camino a la reunión con el presidente Pedro Pablo Kuczynski a su regreso de la ciudad amazónica de Puerto Maldonado. O cuando el Santo Padre se bajó del papamóvil en uno de los trayectos por las calles de Trujillo, siempre en Perú, para saludar a Trinidad, una mujer que llevaba un cártel que decía que cumplía 99 años y que estaba ciega y que quería tocar su mano.

“Me llamo Trinidad cumplo 99 años. No veo. Quiero tocar tu manito”, se leía en el cártel que una persona levantaba con el deseo de la anciana en espera de que lo viese el papa a su paso por las calles de Trujillo.

f2026c98-7f91-49cd-8ebd-9985a0f99434

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, explicó que Francisco vio a la anciana mandó parar el vehículo para bendecirla en el día de su cumpleaños. En varias ocasiones durante sus viajes, el pontífice ha hecho que se detuviese el papamóvil después de ver a personas que le pedían una bendición o un saludo.

En fin, sobre Perú el Papa habló del pueblo con “una fe que impresiona”. “Me llevo la impresión de un pueblo creyente, que pasa muchas dificultades y las pasó históricamente”.  “Yo me llevo de Perú una impresión de alegría, de fe, de esperanza, de volver a andar, y sobretodo muchos chicos”.  Y de Chile, un país, donde se formó durante varios años para el sacerdocio, asegura que vuelve del país “contento”, y que no esperaba tanta gente en la calle. “Esa gente no fue pagada y llevada en colectivo. La espontaneidad de Chile fue muy bonita. Incluso en Iquique. En el sur lo mismo. Y en Santiago lo mismo. Las calles de Santiago hablaban por sí mismas”, ha relatado Francisco. La impresión de Chile fue muy fuerte y gratificante”.

 

Las fotos son cortesía de Vatican News.

Caminando con la verdad

Una vez más atacando contra el Cardenal Arzobispo de Tegucigalpa, Oscár Rodríguez Maradiaga.  Una vez más el juego de intereses atacando a uno de los servidores más fieles del Santo Padre Francisco.  Esta vez se le ataca de haberse apoderado de fondos, me pregunto será para su uso personal??  ¡Desde cuando?! es la persona más sencilla, y generosa que he conocido. Su único pecado seguir la misión que Dios le ha encomendado en la figura del Papa: Evangelizar y servir al prójimo.

Creo que es en estos momentos en los que es necesario sacar a la luz anécdotas y momentos en los que uno puede explicar quien es verdaderamente el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga. Me uno al artículo que publicó el Doctor José Manuel Matheu.

Trabajando en la Radio Vaticano, me tocó entrevistar al entonces Mons. Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa en 1994 sobre algún tema que tocaba la situación de mi País o simplemente como presidente del CELAM.  Desde un principio nos unió el mismo espíritu solidario de ayudar a Honduras. Claro mi papel como periodista es mínimo en comparación a su grande y bella obra. Desde entonces cada vez que lo he entrevistado me desarma su sonrisa sincera, el brillo de sus ojos, puro y rebozando del amor a Dios y al más débil.  Con una gran calidad humana, que es un don que no por fuerza lo tienen muchos religiosos. Sin embargo es algo que desde siempre lo ha caracterizado. Muy activo en su misión evangelizadora y en pro del bienestar de los más necesitados en Honduras.  Desde siempre he sabido de cuán incómoda es su figura en nuestro País, sólo porque el denuncia la corrupción y la injusticia, como Arzobispo de Tegucigalpa, y antes como presidente del Celam y de Caritas Internationalis a nivel internacional.

No quiero ni mencionar al periodista “colega” italiano que una vez más se informa en temas vaticanos aplicando su poca ética profesional, y su poca justicia e investigación equa (como debe hacer) cuando se trata de ensuciar la dignidad de alguien o de alguna Institución.  Obteniendo la información en forma incompleta. Un artículo el suyo en  la revista italiana L’Espresso donde busca ensuciar la dignidad del Cardenal cuestionando los ingresos que recibe la Iglesia en Honduras o la Arquidiócesis, diciendo que el Cardenal recibe para su uso “personal” mensualmente de la Universidad Católica de Honduras unos 35 mil euros, y un monto adicional en diciembre que ascendería a 54 mil euros.

Esta cantidad, sin embargo, según las fuentes del periódico italiano,  Il Giornale, no es acreditada a una cuenta personal del purpurado, que, no tiene incluso ninguna cuenta bancaria, sino que (dicho dinero) es acreditado a la cuenta de la Arquidiócesis y, como resultado de un acuerdo con la universidad, es utilizado para el sustento mensual de todo el clero, casi 300 seminaristas y 120 sacerdotes, y para la supervivencia de decenas de parroquias, muchas de los cuales (se ubican) en zonas de total abandono en las zonas rurales.

Además según Ustedes, cómo se pueden pagar la construcción y reparación de templos, o cómo se puede dar asistencia económica a los sacerdotes de las parroquias rurales que no tienen suficiente dinero para subsistir. Les recuerdo que los sacerdotes de cada país viven, y tienen su salario y asistencia médica gracias al dinero que reciben las conferencias Episcopales y/o Diócesis. En el caso de Honduras y como el mismo purpurado lo afirmó a un medio católico,  “los fondos no son girados a mi nombre sino al de la Arquidiócesis. Pueden consultar a los sacerdotes, con esos fondos se ayudan a numerosos pobres que cada día vienen a buscar un auxilio”.

En la entrevista al medio Aciprensa, sobre las supuestas “ingentes sumas” de dinero que el Cardenal habría enviado a instituciones financieras londinenses como la firma Leman Wealth Management, el Arzobispo de Tegucigalpa precisó que “la Arquidiócesis tiene un Consejo Económico y no hemos autorizado ninguna inversión como dice el artículo difamatorio” de la revista italiana.  El Cardenal Rodríguez Maradiaga indicó también a  que hace más de un año tuvieron que “despedir a un administrador de la Universidad porque estaba robando. Poco tiempo después publicó un libelo anónimo con una serie de calumnias” similares a las afirmaciones de L’Espresso, por lo que presentaron “una querella judicial que no tuvo ningún efecto para aclarar la verdad”.

El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga cumplirá 75 años el próximo 29 de diciembre y, de acuerdo al derecho canónico, presentará su renuncia al cargo de Arzobispo de Tegucigalpa por haber llegado al límite de edad. Renuncia que el Papa puede aceptar o no, y dejarlo aún en su cargo.  Es obvio que el cardenal es incómodo para muchos, en Honduras y en el Vaticano, pues está a cargo de coordinar las reformas de la Curia, orden dispuesta por el Papa, y desde siempre ha denunciado las injusticias, y ha clamado por el fin de la corrupción en Honduras. Recordemos que el perdón de la deuda externa en este país fue GRACIAS A EL, a sus intensas gestiones por lograrlo.

Hay quien esta diciendo que el cardenal está en Roma pues ha sido llamado por el Papa para que aclare estas anomalías en su Arquidiócesis… se les olvida que puntualmente viene al Vaticano como coordinador del C9 para seguir de cerca las reformas de la Curia, a quien recientemente el Papa les dirigió un discurso donde dijo que “hacer reformas en Roma es como limpiar la Esfinge de Egipto con un cepillo de dientes”, lo afirmó Francisco a cardenales, obispos y monseñores reunidos en el Palacio Apostólico en su mensaje de Navidad, añadiendo que “hay que superar la lógica de los complots (intrigas) o de pequeños círculos que representan un cáncer que conduce a la “autorreferencialidad”, que se infiltra también en los cuerpos de la Iglesia en cuanto tales, y en particular en las personas que operan en la curia “.

Esta de más decir que estas palabras duras y dichas con amargura por el Papa son una respuesta ante estos ataques que ha recibido su fiel colaborador y amigo. Según afirman en Santa Marta, el Papa le ha dicho a nuestro cardenal que debe seguir con la reforma sin miedo, pues él  no tiene ninguna intención de renunciar a la ayuda de uno de sus más allegados.

Bibliografía:

https://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-rodriguez-maradiaga-responde-a-acusaciones-de-revista-italiana-74083

mensaje del doctor Matheu:

*Mi amigo el Cardenal Rodriguez*
He querido mantenerme callado ante tantas cosas injustas que suceden en mi país y en el mundo pero es imposible hacerlo cuando desde niño aprendí a decir la verdad, a amar y respetar las enseñanzas de Dios y a ser leal en las buenas (donde todos fácilmente estan) y en las malas (donde sólo los verdaderos amigos permanecen).

Siento enorme dolor al ver como personas a quienes he considerado nobles y buenas se han dejado llevar a la primera insinuación contra mi entrañable amigo Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, y es por ello que al igual que mi esposa Anabessy alzó mi voz para contar algunas cosas que jamás pensé contar pues la amistad se construye día a día, segundo a segundo y no es para presumirla o divulgarla.

Hace muchos años cuando el era solo un Obispo más, le conoci y hemos compartido tantas situaciones y largas conversaciones donde puedo afirmar su entrañable amor a esta tierra, su firme y sincera creencia en Dios, su sencillez y su trabajo silencioso en pro de los más necesitados.  Conozco cada rincón de la casa donde vive, casa que fue donada decadas atrás a la Iglesia, casa que tiene los mismos muebles viejos con que se las dieron, desteñidos, ya sin buenos cojines, con una estufa y utensilios de cocina rayados, pelados y multiplemente reparados. Conozco el mismo viejo reloj de plástico marca Casio que el siempre usa. He llegado a cualquier hora y lo encuentro trabajando, recibiendo humildes personas que llegan en busca de ayudas o simples consejos o comiendo en la cocina lo mismo que cualquiera de nosotros come (frijoles, tortilla, queso, huevo). A veces por ser unos de sus medicos nos ha tocado ver su ropa y zapatos ya viejos, raída,  gastada y personalmente hemos ido a comprarle hasta alguna camiseta, o hasta un maletin pues el que andaba estaba tan gastado que daba pena que eso usará.

Yo le he visto llegar con sus zapatos viejos y su ropa todos polvosos porque viene de humildes aldeas de celebrar la palabra y le he dicho que saquen fotos de el asi para que no le critiquen que solo lo ven en cosas de gente de mayores recursos económicos y el me a respondido sencillamente levantando su mano y su mirada hacia el cielo *”Dios lo sabe hijo”*.

Podemos divergir como cualquier Ser Humano en las opiniones que sobre algunas cosas tengamos y más aún cuando no conocemos realmente las interioridades o presiones y hasta chantajes que se puedan tener, pero no se debe denigrar sin pruebas máxime cuando algunos nos golpeamos el pecho hablando de Dios.

La Iglesia tiene enormes gastos entre los cuales está el sostenimiento de los casi 300 Seminaristas (que comen como cualquier persona), las pequeñas Iglesias que no tienen más ingresos que los que se les envían desde el nivel central, las ayudas para las enfermedades de propios humildes sacerdotes, los incontables albergues y casas de atención de niños, ancianos o personas viviendo con VIH, etc que deben ser mantenidos día tras dia; y es para ellos que se emplea el dinero que obviamente sale en un cheque a nombre de la persona que esta a la cabeza de la Arquidiocesis pero que no lo utiliza para si sino para sufragar todos esas obligaciones (no tendría yo ni nadie porque regalarle a veces hasta cosas menores que el necesita si fuese el Millonario que tratan de pintar).

El Vaticano también es objeto de ataques por los grupos más recalcitrantes que se resisten al cambio que el incomparable Papa Francisco ha venido impulsando, y al pretender atacar a la persona mas cercana a el, se pretende socavar al propio Papa. En enero se dirá que este libelo hizo que el presentase su Renuncia lo cual será completamente falso pues cuando los Obispos llegan a los 75 años están obligados a presentarla y nuestro amigo los cumplirá este 29 de Diciembre.

Pido al Dios bueno en el que la mayoria de nosotros creemos que me de y les de a todos uds el discernimiento y la sabiduría para no caer en la bajeza de juzgar y condenar sin investigar, no se lanzan piedras contra las personas por el simple prurito de lanzarlas, máxime cuando esa personas nos han beneficiado a Todos (aunque se resistan a creerlo) al conseguir la Condonacion de nuestra Deuda Externa que malos politicos volvieron a hacer crecer.

Que el Señor les bendiga a todos
Dr José Manuel Matheu