Carmen de Bizet con ritmos de danza española y flamenco

Carmen con la danza española y el flamenco

Carmen, una ópera de Georges Bizet, es una obra sugestiva dramática, que el compositor y pianista francés compuso en cuatro actos, esa gitana sevillana, en su búsqueda del amor, encuentra dos amores un soldado y un torero, y muere víctima de celos por el primero.

Pero este martes pasado, se presentó en el teatro Italia, una Carmen diferente, sus notas esta vez fueron representadas con la pasión y la elegancia de la danza clásica española y el flamenco. Una obra que interpretó el Ballet Flamenco español fundado por Tito Osuna en el 2017. Ocho bailarines acompañados por dos voces que con su canto seguían las notas de la guitarra y la flauta, transportando al público a la época del 1820.

 

 

Un tríptico de clase

Se llevó a cabo el Tríptico de  danza contemporánea en el  Teatro dell’Opera de Roma con tres coreografías de varios autores entre los más aclamados en el escenario internacional como Jerome Robbins, Angelin Preljocaj y Alexander Ekman cuyas creaciones artísticas llegaron por primera vez a Roma.

Eleonora Abbagnato in Annonciation di Angelin Preljocaj © Jean-Charles Verchere

Eleonora Abbagnato, la directora del Cuerpo de baile del Teatro del Opera dijo que el tríptico representa un acercamiento a la danza del futuro. Desarrolla un humor especial uniendo dos coreógrafos diversos como  Robbins, el gran maestro y  Ekman, el genio de la danza futura.  Además de la profundidad de  Angelin Preljocaj: y es que como dice la Abbagnato,  la danza es contemporaneidad y poesía, un trabajo fundamental para el crecimiento de un bailarín completo.

The Concert di Jerome Robbins ® Yasuko Kageyama - Teatro dell'Opera di Roma

 

La primera coreografía es el concierto, de Jerome Robbins cuya fama planetaria se debe sobre todo al musical “West side Story”.  Esta danza atrae al público con la música de Chopin. Mientras se escucha un concierto para piano se representan situaciones en un crescendo de una fuerte componente humorística.  La pianista es Enrica Ruggiero.  Los solistas del cuerpo de baile son los primeros bailarines  Rebecca Bianchi y Manuel Paruccini.

Sigue la Anunciación de  Angelin Preljocaj que presenta un hecho religioso presentado por primera vez en el escenario de la danza contemporanea: La anunciación. La coreografia es una piéce para dos bailarines que representan a la Virgen Maria y al Arcangel Gabriel  ambos  desarrollan un dualismo de gran cualidad que evidencia sensaciones contastantes como la tension y la dulzura.  Un dualismo evidente además en la musica del compositor canadiense Stéphane Roy, en perfecta antítesis con el Magnificat di Antonio Vivaldi. Extraordinarias  intérpretes de esta obra  l’étoile Eleonora Abbagnato y la primera bailarina Rebecca Bianchi.

Cierra el tríptico el coreógrafo sueco Alexander Ekman  con “Cacti”un baile del 2010 donde se crea una parodia alegre y sagaz de los excesos de la danza contemporánea. Mientras un cuarteto de arcos toca música de  Haydn, Beethoven e Schubert, y voces grabadas narran los hechos en forma irónica, los bailarines se caen, corren, se agitan y tratan de huir de sus prisiones invisibles al final cada uno de ellos obtiene un cactus  con un significado misterioso. De nuevo en escena los primeros bailarines del cuerpo de baile del teatro,  Rebecca Bianchi e Manuel Paruccini.  Esta obra es un éxito mundial y se ha realizado con 18 compañías de danza en el mundo.

Cacti di Alexander Ekman © Yasuko Kageyama - Teatro dell'Opera di Roma

Un Trítptico en el teatro del Opera

 

La alegría del carnaval en Roma

Redcan, la Red de organizaciones compuesta por dirigentes de las comunidades andinas en Roma, han realizado la octava edición del festival Latinoamericano en Roma, partiendo de la via dei Fori Imperiali para concluir a los pies del Coliseo

Carnaval Latinoamericano

 

Un año más Roma se cubre de la alegría y colores latinoamericanos con la presencia del “Carnaval Latinoamericano” en su VIII edición. La REDCAN, Red de Organizaciones compuesta por dirigentes de las comunidades  andinas presentes en el territorio italiano, celebró el carnaval el  domingo 26 de marzo, teniendo como escenario Via dei Fori Imperiali.

El Carnaval es una tradición que cada país latinoamericano la vive de manera diferente caracterizado por los colores de los vestidos típicos o alegóricos a las tradiciones de cada país, pero sobre todo con la música y los bailes típicos.

Puntualmente cada año, este evento invita a todas las comunidades latinoamericanas a demostrar su cultura al público extranjero, italiano y latinoamericano que puntualmente se dieron cita y pudieron apreciar  los diferentes trajes típicos, las danzas caracteristicas,  pero principalmente el orgullo de cada uno de los participantes;  mujeres, hombres,  jóvenes y niños que al escuchar la música de su tierra danzaron con grán entusiasmo.

Una vez más se hizo presente un comité de migrantes  con un llamado a los derechos de ciudadania italiana para los hijos de migrantes nacidos o crecidos en Italia. Y por supuesto Honduras estaba presente con su carro decorado con diseños mayas, y por los colores de nuestra bandera.  Otros años, recorrieron la vía dei Fori imperiali al ritmo de bailes típicos. Este año se sintió el ritmo garífuna, con su música y sus bailes.  La Asociación Hondureña-italiana ha participado en este carnaval desde que fue fundado, permitiendo de esta manera que  se conozca cada vez más nuestro querido País.

El Tango nuevo, el nuevo Tango

Se llevó a cabo en el teatro Brancaccio, el espectáculo Tango Nuevo, del coreógrafo Roberto Herrera. Tango nuevo es un viaje intenso, que funde la historia del tango partiendo desde los orígenes hasta el tango actual, un recorrido que juega con las danzas folklóricas argentinas. Las músicas son de Osvaldo Pugliese, Julio De Caro, Astor Piazzolla y Gotan Project. 5 músicos, un cantante y cinco parejas de bailarines hacen parte del maravilloso escenario.

La elegancia de Roberto Herrera lo convierte en uno de los más grandes bailarines de tango, activo en el panorama tanguero desde los años 80 y hoy día es un punto de referencia ya sea para el tango tradicional  como para las nuevas formas de tango. Roberto Herrera fue bailarín solista de la gran Orquesta del Maestro Osvaldo Pugliese, protagonistas de la película Tango Bar. Coreógrafo y bailarín con Julián Plaza, autor de tangos y milongas famosas como  “Danzarín” “Payadora” y “Morena”.

En las diferentes experiencias de su vida artística, fue tallando un estilo de tango  que lo caracteriza como un bailarín exquisito, novedoso y preciso. fundador de una de las escuelas más famosas de tango en Buenos Aires, la “ROBERTO HERRERA ACADEMY”.

 

El nuevo tango de Roberto Herrera