Guillermo Anderson: tremendo ser humano y tremendo músico

La siguiente anécdota, me la da Javier Pineda. Este médico y guitarrista, que desde siempre admiró la música de Guillermo Anderson, y la casualidad, o el destino, quiso que trabajando en el hospital Ceibeño, se encontrara tocando en una ocasión con el hermano de Guillermo, Patrick.

“En varias ocasiones tuvimos la oportunidad de tocar con Patrick y un día acompañé a Guillermo en una reunión de amigos, luego me invitó a formar parte del grupo”, aseguró. Javier me cuenta que Guillermo le bromeaba, y le decía: “verdad Javier que a vos tus papás te dijeron: estudia medicina por si las dudas…”. Pues claro no siempre se acepta en nuestras sociedades, que los hijos decidan el camino del arte…

En las palabras de Javier siento dolor y nostalgia por la pérdida de uno de sus artistas que tanto admiró y que lo influenció en su estilo musical.

Página Facebook de Javier Pineda

Uno de sus álbumes de la página de Facebook de Javier Pineda lo llamó influencias, por los guitarristas que le influyeron musicalmente como George Benson, Eric Clapton, Bob Marley y varios por allí, y está la foto de Guillermo.

Javier Pineda me cuenta que, ya desde que comenzó a trabajar con Guillermo, desde el inicio, le impresionó su calidad humana.

Para Javier Pineda este gran artista “estaba para más, pero lo más importante es que conociendo a Guillermo como yo lo conocí, dijo,  en esos doce años, él fue feliz”. En el audio que me mandó habla sobre el dolor que aún alberga en el corazón de su familia. Su esposa en agosto  le comentaba cómo aún después de todo este tiempo, aún hace falta el gran Guillermo Anderson.

 

for replay.jpeg 

 

con ese tesoro.jpeg

Una última anécdota de Javier, me dice que otra vez en Tegucigalpa, iban a filmar para un dvd de Guillermo Anderson, en Plaza San Martín, Pineda acababa de regresar de Miami de ver a Eric Clapton, un concierto, dijo, “de uno de mis mayores héroes musicales. Cuando estamos tocando, en vivo en la grabación del dvd, se me acercó Guillermo siempre con su sonrisa, pues nunca sacaba a nadie de sus casillas, y me dijo al oído: “Javier, Javier.. Estás tocando muy agresivo, como que te hizo daño ver a Eric Clapton, ya se te está olvidando la onda africana que es lo que hacemos”, me dijo, “venís muy agresivo, pero no te culpo”, riéndose y reclamando con una manera muy peculiar, muy inteligente”, muy suya, me dijo el galeno y músico, Javier Pineda, recordando con tanto cariño a nuestro Guillermo Anderson.

Palabek: Nuevo documental de Misiones Salesianas

 

Madrid, fue la capital escogida para lanzar el documental de los salesianos a la prensa, Palabek: refugio de esperanza.

En 24 minutos se cuenta la vida de Gladys y Alice, dos jóvenes madres que tuvieron que huir con lo puesto de Sudán del Sur y que tratan de empezar una nueva vida con el apoyo de los misioneros salesianos. “Yo huí con otros niños de 5, 7 y 11 años. Simplemente corres para salvar la vida”, cuenta Alice. Por su parte, Gladys recuerda que durante la guerra mataron a su tía. “La violaron entre ocho hombres y después le retorcieron el cuello hasta matarla”, explica. Ahora se encuentra en el asentamiento de Palabek, el único de los que hay en Uganda que aún no está colapsado.

Refugio de esperanza’, dirigido por Raúl de la Fuente, que se enmarca en una campaña de Misiones Salesianas y Jóvenes y Desarrollo para acercar la realidad de los más de 70 millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares en el mundo.

Palabek: refugio de esperanza

Durante las próximas semanas, y a lo largo de todo el curso, el documental visitará numerosas ciudades españoles y europeas, de la mano de Raúl de la Fuente quien ha sido el director y premio Goya en 2014 y 2019 y finalista en la 88ª edición de los Oscar en 2016. Y con ello pedir un verdadero compromiso social para los más 70 millones de refugiados.

Tras casi 40 años de guerra contra Sudán por erigirse en un estado independiente, el 9 de julio de 2011 nació Sudán del Sur. Pero, para su población, eso no significó el fin de la violencia… Al contrario, solo dos años después, estalló una cruenta guerra civil de carácter tribal que ha provocado que 1,2 millones de sursudaneses se hayan visto obligados a refugiarse en Uganda. Allí, a solo 30 kilómetros de la frontera, en una zona de desierto, se levanta el asentamiento Palabek, donde hoy viven 50.000 desplazados.

Precisamente, el día a día en este campamento protagoniza el documental ‘Palabek, refugio de esperanza’, que se estrena mañana, jueves 17 de octubre, en el madrileño Palacio de la Prensa, y que ha sido presentado a los medios este mediodía en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid. Coproducido por Misiones Salesianas y por la fundación salesiana Jóvenes y Desarrollo, la cinta la dirige Raúl de la Fuente, ganador de dos Goya, en 2004 y 2019, y finalista de un Oscar, en 2016.

Rodaje in situ

El documental, se rodó el pasado marzo en el propio Palabek, contando con la presencia de los representantes de Misiones Salesianas (Alberto López Herrero) y Jóvenes y Desarrollo (Cristina Bermejo), quienes acompañaron a Raúl de la Fuente. El documental recoge las vivencias de los refugiados, en apenas 25 minutos a través de los testimonios de dos jóvenes, Alice y Gladys, y de algunos misioneros que han pasado meses ayudando en el asentamiento.

Artículo en Vatican News

Unicef: Mala nutrición afecta a menores de 5 años en Latinoamérica

Unicef alertó que 1 de cada 5 infantes menores de 5 años en América Latina y el Caribe registra un retraso en el crecimiento, emaciación o pérdida involuntaria de peso, o sobrepeso, debido a una alimentación incorrecta que puede comenzar incluso antes de los seis meses de edad. Declaraciones de Asociación argentina que vela por los derechos de la niñez.

Vea artículo Niñez en América Latina

 

Anderson: Cómo ser mejores hondureños

Hace algunos días tuve la dicha de conocer a un gran hondureño, que anda por el mundo poniendo muy en alto al país. Es el cineasta Alejandro Irías. Vino a Roma, en lo que hace parte su gira de promoción de uno de sus últimos trabajos, “Cien Horas de Furia”.

Vino invitado por la Embajada de la República de Honduras, para presentar en la 8^ Edición de la Muestra del Cine Iberoamericano SCOPRIR, promovido por el Instituto Cervantes de Roma, su pluripremiado cortometraje, “PULGA” y llevar a cabo siempre en este festival la Premier Mundial del documental “CIEN HORAS DE FURIA” del famoso.

Nos dimos cita en la sede de la Radio Vaticano, llegó con su encantadora esposa, y les hice un tour por la Radio y luego entramos en un estudio y lo entrevisté. Doce minutos, de grata conversación, donde me presentó todo su trabajo, sus inquietudes y sueños.

Mientras nos poníamos de acuerdo, sobre donde vernos para la entrevista, le mandé unos links de mi blog, sobre algunos de mis artículos que estoy escribiendo últimamente dedicándome a escribir anécdotas que cuentan los amigos y la banda que acompañó en vida a Guillermo Anderson.

Inmediatamente Alejandro me mandó una entrevista que le había hecho en Honduras, en uno de sus programas que hacía Alejandro en el centro televisivo hondureño, Televicentro. El programa hecho a base de entrevistas se llamaba Oveja Negra. En la entrevista que me mandó Alejandro, estaba entrevistando a Guillermo Anderson, donde una vez más él nos daba consejos sobre cómo tratar de mejorar nuestro país Honduras.

IMG_8544

Vea aquí entrevista hecha a Guillermo Anderson por Alejandro Irías 

En su anécdota Alejandro dijo que “sólo el hecho de conocer a Guillemo, conocer su carisma, su entrega, su amor al país, fue algo muy impactante para mí”. Y habla también de su admiración desde antes de esta entrevista, además trabajaron juntos en varias ocasiones en algunos proyectos de Televicentro.

Hicieron una canción en conjunto, fue una campaña publicitaria organizado por el ente del Turismo en Honduras: “Todo está aquí”.

Disfruta de la canción hecha por Guillermo Anderson y producida por Alejandro Irías

Una bella canción que aún sigue sonando y a la gente le encanta. Guillermo dejó una gran responsabilidad a todos los artistas del país, seguir sus huellas.