LLuvia con sol

IMG_20161005_182349.jpg

Hace ya dos o tres días que hay una lluvia con sol, y es imposible no pensar en ti, lluvia con sol, como tu disco, como la gira que le pusiste por nombre “lluvia con sol”.  Porque después de una lluvia con sol, sale el arcoiris.

Cuando el día es así contradictorio. Con ese fuerte torrencial y en medio de las nubes negras cargadas de lluvia, sale el sol rebelándose a ese mal tiempo, queriendo dar su calor, lo mejor de él. Y ves ese panorama contrastante de nubes negras, fuerte lluvia, y al fondo el cielo iluminado por el sol, y en esa lucha aparece el arcoiris apaciguador.

En su concierto que tuvo en Casamerica el 3 de octubre del año pasado hablando sobre la canción lluvia con sol y hablando sobre su reciente disco que  lleva ese mismo nombre,  dijo:”lluvia con sol es ese momento mágico cuando está lloviendo con sol donde los colores se ponen hermosos, y en el folklor nuestro Mesoamericano hay muchas leyendas con respecto a cuando está lloviendo con sol, una de ellas es que dicen que se está bañando la Virgen,o está “pariendo una venada” y dijo, no me imagino un símbolo más hermoso de continuidad de la vida, de esperanza, de mantener viva la naturaleza, en el caso de la leyenda  de una venada pariendo mientras llueve con sol, es un hermoso símbolo,  entonces les deseo eso a mis hermanos y hermanas, le deseo una lluvia con sol a mi País”.

Yo me hago un rollo y quiero pensar que  lluvia con sol  puede ser también la humanidad,  el mundo lleno de contrastes, lleno de contradicciones, un mundo donde hay siempre una fuerte lucha entre el mal y el bien, y donde también hay siempre quien reconcilia. Creo que Guillermo siempre era una parte conciliadora de este mundo. Siempre calmando ánimos, siempre dando sanos consejos. Siempre tratando de calmar los momentos de luna llena que nos agobiaban a todos. Era el arcoiris que trataba de calmar los ánimos contrastantes entre el sol y la lluvia.

Mientras el cielo se pelea entre esta lluvia con sol, pienso a ese arcoiris que trata de conciliarlos, y cómo al final el día se ilumina, el sol sale en todo su esplendor, y calienta la naturaleza, la seca con ternura sus partes mojadas por la lluvia, los girasoles se giran hacia donde el sol pasará siguiéndolo con su sonrisa resplandeciente.

Cuando el día nos trae una lluvia con sol, no nos podemos contrariar, porque esperamos con impaciencia la venida del arcoiris que nos vislumbra con su gama de colores. Que más se puede pedir de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s